Zorros y Tigres dividen puntos, en una noche triste para los rojinegros.

El empate en la cancha del estadio Jalisco fue un buen punto para los rojinegros del atlas por las condiciones en las que el equipo llegaba (gran lista de lesionados), y por la pronta expulsión de Ravel Morrison.

La gente disfruto de un buen juego, pero este se vio opacado por la terrible lesión de Oscar Ustari, quien al despejar un balón fuera de su área, sufrió una aparatosa lesión que sin duda recordó las ya sufridas en los anteriores torneos. La gente lo despidió entre ovaciones y cantos de “ole ole Oscar Oscar”.

Con lo anterior, los Zorros llegarán este sábado con una baja más para enfrentar una edición más del ‘Clásico Tapatío’ en donde a toda costa, trataran de quitarse de encima la supremacia del Guadalajara, que en los últimos años ha sido una verdadera molestia para los del Paradero y al hacerlo enfilarse a la fiesta grande.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.