SE CUMPLEN 7 AÑOS DE ESA REMONTADA ÉPICA

DESPUÉS VINO UNA GRAN PATERNIDAD SANTISTA EN LIGUILLAS FRENTE A TIGRES

 

Un día como hoy pero del 2012 se escribía en los libros de historia del fútbol mexicano un momento sublime, épico, lleno de drama, tristeza, dolor y un sin fin de sentimientos dividido entre Guerreros y Tigres.

El marcador 0-2 en la Laguna, Lucas Lobos sin portero falló el gol más claro de su vida y después de ahí llegó el momento de Santos, los minutos de Oribe Peralta que lo que tocaba lo convertía en oro, pasado el minuto 87 llegó el 1-2 y sobre los 90 minutos vino el milagro, el TSM temblaba, la Comarca explotaba en júbilo por que se le alcanzaba a los aburguesados Tigres que se sentían en la final pero no contarían con “San Oribe” que dejaría en tirado en el terreno de juego a los de San Nicolás.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.