RENTERÍA SIN ÉXITO COMO JUGADOR PROFESIONAL

ANDRÉS RENTERÍA NO ENCUENTRA LA CONSOLIDACIÓN COMO PROFESIONAL

El jugador colombiano quien actualmente milita en Argentina para San Lorenzo en calidad de préstamo, aún pertenece a Cruz Azul y puede que su regreso sea más pronto de lo estipulado, tal parece que Rentería no rinde como se esperaba y el nivel que muestra cada partido es bajo.

Recordamos su paso por México y llegó al país por medio de Club Santos, siendo una promesa que aportaría calidad, gol, regate y velocidad al ataque guerrero, en ese momento estaba en plenitud la dupla Darwin – Oribe y se esperaba que el jugador madurara, para que llegara a ser el nuevo referente de darse la salida de los atacantes que tanto estaban llamando la atención en ese momento.

Aun así, Rentería sin ser titular constante, ni mostrar el nivel que se esperaba logró conquistar con el equipo de la comarca el triplete del 2014.2015 (Copa MX, Campeonato de Liga y Campeón de campeones). El primero en irse fue Oribe, después lo siguió Darwin al América para intentar ser la dupla que logró tanto con Santos, quedaban pocas opciones en la delantera y seguía Rentería sin rendir como se esperaba por lo que fue transferido al club Querétaro, donde también su paso fue sin pena ni gloria, no encontró regularidad, pero bastó para consagrarse campeón nuevamente en México con la Copa MX y la Súper Copa MX en 2016-2017 con los gallos blancos de Querétaro.

Inesperadamente fue llamado para reforzar a la máquina del Cruz Azul, donde también no fue lo que se esperaba, pero de nuevo aun así logró otro campeonato, nuevamente campeón de Copa MX sólo que ahora con Cruz Azul, el título no hizo olvidar su rendimiento durante la campaña y no evitó que fuera puesto en la lista de transferencias después de la final del Apertura 2018. San Lorenzo lo solicitó en calidad de préstamo, préstamo que termina en diciembre del presente año, sin embargo, se asegura que regresaría a Cruz Azul antes por el nivel tan bajo que demuestra partido a partido

Rentería sigue sin encontrar regularidad ni llegar al nivel que se pensó que llegaría, los años pasan y pese que siga siendo joven ya no se le tiene la misma paciencia que cuando jugaba para Santos, es incierto el futuro del atacante colombiano y sólo el tiempo nos dirá que tan lejos llega o que tan pronto termina su carrera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.