Remontada histórica en Anfield

El Liverpool de Klopp construyó el ataúd al cuadro de Ernesto Valverde. Los Reds golearon al Barcelona 4-0, de esta forma se clasificó por segundo año consecutivo para la final de Champions League en el Wanda Metropolitano.

Inicio arrollador del Liverpool y el gol cayó a los seis minutos, cuando Divock Origi aprovechó un rechace del guardameta Ter Stegen y así marcó para dar esperanzas en Anfield.

Messi y Jordi Alba tuvieron la oportunidad para igualar antes de finalizar el primer tiempo pero erraron.

Georgino Wijnaldum entró de cambio al segundo tiempo por Andrew Robertson, que tuvo molestias en la primera parte.

La suerte le sonrió al Liverpool, en el minuto 54, un centro de Alexander Arnold con destino a la testa de Wijnaldum puso el 2-0, sin embargo dos minutos después, tras un cabezazo de nuevo por Wijnaldum llegó el 3-0.

El Barcelona no estaba eliminado, seguía necesitando un gol para evitar la prórroga. Pero fue un momento rápido y desconcertado para los azulgranas, cuando un córner de Alexander-Arnold sin que nadie del Barcelona mirara el balón, llegaría de nueva cuenta Origi, para poner el 4-0 definitivo.

Con marcador global de 4-3, el Liverpool ya tiene su boleto para la final en Madrid, a la espera del otro finalista: Ajax o los Spours.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.