Regresa la victoria al estadio Azul CRUZ AZUL 2- 1 QUERÉTARO

El estadio Azul fue testigo de la batalla correspondiente a la jornada 6 de la Liga MX. El resultado favoreció a los locales. Cruz azul venció a Querétaro 2- 1. El único tanto de los visitantes cayó a manos de Camilo Sanvezzo . Los goles cementeros estuvieron a cargo de Rogelio Chávez por la vía de penal y Joao Rojas de “palomita”.

Los celestes salieron al empastado con solo 1 victoria en el torneo. Con una entrada regular y con la lluvia amenazando a los asistentes, inició el encuentro. El local llegaba frecuente al arco rival pero la falta de contundencia se apoderaba de ellos. Sin embargo y producto de su esfuerzo, a los 9 minutos una falta dentro del área chica causó que el silbante marcara la pena máxima a favor de los azules.

Rogelio Chávez  preparó, apuntó, disparó y mandó el balón al fondo de las redes queretanas. La afición festejó con júbilo y la lluvia se hizo presente.

Los cánticos se intensificaron y no así las llegadas de la Máquina. Querétaro comenzó a acomodarse en la cancha y a controlar el balón. El resultado llegó al minuto 31. Los Gallos blancos lograron el empate después de un error en la zaga defensiva celeste. Camilo Sanvezzo, con un disparo raso y potente hizo cantar a la minoría visitante que se encontraba en el estadio. Los abucheos de la afición local concluyeron el primer tiempo.

La lluvia aún acompañaba para la segunda mitad; las porras de la ” Sangre Azul” también. Arrancaba el encuentro y los celestes querían un gol tempranero. No sucedió y por momentos eran inconsistentes y cedían el control a los visitantes.

Los pupilos de Ambriz tenían mas la posición de la pelota que llegadas al arco de Corona. Cruz Azul daba destellos de ataque.

Un cambio revolucionó y refrescó a la oncena local. Cristhian, el “Chaco” Giménez saltó al terreno de juego y aportó, con su talento, la claridad que le hacía falta al equipo. Y así, después de 76 minutos , cayó el segundo y último gol que le daría el triunfo a los cementeros. Estuvo a cargo de Joao Rojas quien lo anotó de “palomita”.

Llegó el silbatazo final y entre cánticos, la afición azul despidió a sus jugadores. Por fin regresaba la victoria al estadio Azul. La Máquina llega a 8 unidades en 6 fechas. Para la siguiente jornada visitará el Omnilife cuando se enfrente al Rebaño Sagrado.

 

 

Deja una respuesta