¡Que vuelva la fiera!

León Gto | Lupita Ponce

@LupitaPonce07

En el marco del 73 aniversario del Club León, se puede hablar de muchas cosas, entre ellas de “grandeza”,  ésta no se mide solamente por títulos, por  cantidad de aficionados, sino que involucra miles de cosas más, tiene que ver con la pasión, la entrega de su gente, el sentimiento que provoca y si soy sincera, hoy estos aspectos de la grandeza de los verdiblancos está por debajo de lo que en años anteriores era.

El Estadio León se caracterizaba por un lleno seguro y más que eso la localía se sentía, se hacía notar desde poco antes de ascender, porque también si soy sincera en temporada regular de la liga de ascenso el inmueble lucía con unos cuantos aficionados, era hasta las últimas instancias cuando se llenaba e incluso el último torneo en ese infierno sí tuvo buenísimas entradas debido a promociones y a que en verdad se sentía que ese, el décimo año era el bueno.

En fin, luego de volver con la inercia del recién ascendido, con la novedad como equipo “de primera” mucha gente se subió al barco de la afición “Poca madre” textualmente, así lo dijo un viejo conocido de apellido Matosas.  Y la verdad que fueron más que bienvenidos, el revuelo y la sensación aquél momento era “ALENTAR” al León, ir al estadio, portar el jersey nuevo, etc.

Mas recordemos que el futbol es de momentos, de muchos altibajos y ya desde hace un rato que el Club León no pasa un buen rato, si acaso algunos destellos pero es que, esa conexión que inundaba al “Glorioso” se perdió hace ya un tiempo.

Hoy por hoy, cualquier rival hace “invasión” en casa de la fiera, hay jugadores que se la pasan caminando en el campo y cobran exactamente lo mismo. Hace falta el liderazgo y coloquialmente hablando falta una “mano dura” que avive esa grandeza de un Club de futbol que ha sido 7 veces campeón, de ese que nació grande.

Esta situación no mejorará si siempre se ponen pretextos como el “No queremos que nos canten -hoy hay que ganar- eso nos presiona mucho” de un técnico que ya no sabe qué más decir y que sólo lo respalda un buen torneo con una camisa “de la suerte”, tampoco mejorará si la directiva y personal se capacitan para esta nueva modalidad de butacas enumeradas y a su vez, si la gente que asiste no respeta el lugar que le corresponde.

TODOS tenemos que poner de nuestra parte, entrenador, cuerpo técnico, directiva, jugadores, afición, prensa, aquí TODOS somos parte de ese equipo que comenzó a marcar la historia hace 73 años y que de esos, 10 los pasó aún peor que los hechos actuales.  TODOS queremos que vuelva la fiera, que vuelva ese ambiente lleno de magia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.