Primera derrota de Chivas en la Liga MX Pachuca 3- 0 Chivas

A pesar de que la afición rojiblanca se apoderó del estadio Hidalgo, los jugadores no tuvieron reacción dentro de la cancha,  pues no concretaron las oportunidades en la portería resguardada por Óscar Pérez.  La defensa tapatía no logró detener los embates tuzos, producto de ellos fueron los tres tantos marcados por  Ariel Nahuelpan e Hirving Lozano.

En la jornada 4 Pachuca recibió a Chivas y las tribunas se llenaron ante la visita del Rebaño. Esta batalla comenzó con embestidas tapatías. A los tres minutos, Carlos Fierro falló la que fue quizá, la llegada más concreta de Guadalajara. Omar Bravo y Aldo De Nigris comandaron el ataque rojiblanco pero no fue suficiente. Aunado a esto, las equivocaciones defensivas dieron el triunfo a los locales.

El reloj transcurría y ninguno de los veintidós guerreros, movían el marcador. Los locales intentaban crear peligro en el área del Rebaño. Después de que Walter Ayoví cobrara una falta con un centro preciso hacia él. Mosquera envío el esférico al fondo de las redes rojiblancas, sin embargo, el grito de gol se ahogó en las tribunas, pues el jugador tuzo estaba fuera de lugar

Los oncena hidalguense no dejó ir los goles y la contundencia fue su principal aliado. A cinco minutos de finalizar la primera parte de la batalla, Erick Gutiérrez envió, desde la pradera izquierda, un centro exacto para que apareciera Nahuelpan y enviara el esférico al fondo de las redes rojiblancas. El estadio Hidalgo explotó con el grito de “¡Goool!” y concluyó el primer tiempo.

Para la segunda mitad, Chivas necesitaba renovar el ataque y Sergio Nápoles ingresó al empastado. Bustos requería apostar todo el capital para empatar el encuentro y buscar la victoria. Pero el Rebaño no respondió  y los de Hidalgo concretaron la segunda oportunidad al 66’. Nuevamente, Nahuelpan hizo estallar de felicidad a la afición tuza: De nueva cuenta, por la pradera izquierda, Walter Ayoví llegó a línea de fondo y envío la redonda en diagonal a los pies de Nahuelpan y el ariete se encargó de empujarla dentro de la portería rojiblanca.

Al 76’, Guadalajara se quedó con 10 hombres debido a la expulsión de Alberto García. El Rebaño seguía sin reaccionar y los de Pachuca seguían atacando. Los aficionados rojiblancos abandonaban poco a poco el estadio y los aficionados tuzos festejaban el triunfo casi concretado de su equipo. De pronto, en el 90’, otro error defensivo ocasionó que Hirvin Lozano llegara solo dentro del área chica y rematara; Toño Rodríguez evitó el gol pero un contraremate puso el balón al fondo de las redes tapatías y las cifras definitivas de la batalla.

El árbitro dio el silbatazo final y con él, la primer derrota de Chivas en la Liga MX Apertura 2014. El siguiente domingo, Guadalajara recibirá a Santos en el Omnillife. Mientras tanto, Pachuca se meterá en el infierno, pues visitará a Toluca.

Deja una respuesta