Pecado de Fichajes

No cabe duda que el sueño de la mayor parte de los futbolistas latinoamericanos, es emigrar al fútbol europeo, sin embargo; en los equipos de la nueva y flamante Liga MX, se tiene una idea un tanto diferente a la que podría tener cualquier otro.

En fin, Raúl Alonso Jiménez llega al actual campeón de de la liga española, y no, no es ni el Barca ni el Real Madrid. Arriba a un plantel que apuesta a la pelea con los dos gigantes con los que comparte liga y a obtener títulos a como dé lugar.

A jiménez no se le puede decir otra cosa que no sea: “felicidades”, gracias a él, miles de niños estarán motivados y más si tiene buenas actuaciones con el conjunto Colchonero. Se espera que Raúl siga formando parte de la estupenda labor que el equipo ha tenido con los delanteros que han militado en los últimos tiempos; como Agüero, Falcao, Torres, Costa y otros que mostraron un excelente nivel.

Pero no todo es alegría en este fichaje (desde luego que sí para el jugador, el promotor y las águilas), porque esta es otra muestra de hambre por parte de promotores y clubes en la obtención de millones de billetes verdes. Hubo una suerte increíble para que un equipo europeo desembolsara 10.5 millones de euros por un jugador de la Liga MX, convirtiéndose así, en el fichaje más caro de un mexicano al viejo continente.

raul

¿Por qué no se permite que los futbolistas mexicanos salgan por cantidades razonables? y más cuando México no tiene la misma certificación en jugadores que sí existe en muchos de los países sudamericanos, como los son Uruguay, Brasil, Argentina, Colombia, etc.

No se puede pretender vender un producto a un alto precio, que no está experimentado lo suficiente y que muchas de las pruebas que se han realizado, fueron defectuosas por deficiente calidad, poca energía e incapacidad de adaptación.

La parte más triste, es el momento en el que se prohíbe a un futbolista mexicano salir de su club por cantidades menores de las esperadas, reteniendo a un diamante en bruto que será “Pulido” por la competitividad mediocre y altibajonera que tiene la Liga Mx.

Esperemos que esos 10.5 millones de euros sirvan para que Raúl Alonso Jiménez escriba una historia de éxitos como la de Rafael Márquez o Hugo Sánchez. Que llegue al Vicente Calderón a golear a todos los equipos de España y cumpla su sueño de jugar con el Real Madrid, cuadruplicando la cifra con la que llega hoy al Atleti.

Deja una respuesta