Mundial Fútbol Playa: México vuelve a caer y sella su peor participación, 2-6.

Sucumbiendo por marcador de 2-6, ante el equipo de Italia, la Selección Mexicana de Fútbol Playa se despide de otro Mundial. Un brillante Gabriele Gori perforó las redes en 5 oportunidades, 3 de ellas, chilenas de soberbia ejecución. Los europeos estaban obligados a ganar por un margen amplio, después de ser derrotados contra Uruguay. Mientras que el campeón de CONCACAF había perdido sus 2 compromisos anteriores, 1-0 con los charrúas y 6-1 de Tahití. Sin nada por qué pelear, más que dignidad, se lanzaron a la arena del Estadio Mundialista Los Pynandi.

Los minutos iniciales comenzaron con velocidad, la pelota pasaba de un lado a otro. Acudiendo al orgullo deportivo, el resignado equipo mexicano intentó competir, pero poco pudo hacer ante la apabullante Azzurri y su letal ariete. En el 2:47, Gori ejecutó, con maestría, la primera de sus chilenas implacables. Cada entrada suya al terreno de juego representó peligro total. Aun así, el Tri playero trató de plantarle cara a los entrenados por Emiliano Del Duca, arriesgándose a cometer fallas en defensa.  Faltando 3:34 para que concluyera el periodo 1, Gori tomó un mal rechace azteca y, ante una marca floja, definió el 2-0.

Como ya lo veían venir, el momento empeoró en la segunda parte. Gori tomó de aire el saque largo de su portero, Simone Del Mestre, anotando, otra vez, de chilena y se firmó su hat-trick, a los 18 segundos jugados. Antes de volver a sentarse en el banquillo, unos instantes después, el delantero del Castelnuovo Garfagnana incrustó el balón en la red con una acrobacia más. El entrenador mexicano, Ramón Raya, fue cuestionado por sus conflictos con jugadores. En especial, con el guardameta Diego Villaseñor. Todo estalló en un partido de preparación, a días de viajar a Paraguay, en el que tuvo una fuerte discusión que las cámaras de televisión apenas lograron captar. Como castigo, el estratega eligió a su opción B, Gabriel Macías, en todos los partidos del Mundial. Los 4 goles encajados regresaron a Villaseñor a la portería, que no pudo evitar el quinto de Gori y un tiro libre de Emmanuele Zurlo.

Un dato curioso, previo al último tercio, era que México había disparado 28 veces a meta, contra las 27 de Italia. En realidad, nunca perdieron la iniciativa de descontar. Al 28, Erick Sámano tomó, de volea, un tiro de esquina y, finalmente, aparecía el tan ansiado tanto. Del Duca, al querer dar rotación a sus elementos, descuidó el orden defensivo y cometieron un error en parte baja que Ramón Maldonado nunca dudó en aprovechar. Después de colocar raso, al poste más lejano, desquitó, con el 2-6, la frustración de lapsos anteriores. Las reprendas del cuerpo técnico italiano no tardaron en llegar. Los tricolores intentaron, hasta el silbatazo final, hacer el tercero. Ángel Rodríguez disparó desviado, concluyendo la participación mexicana en Copas del Mundo. Peor aún que el decimoquinto, conseguido en Portugal, hace 4 años.

A falta del último partido de Nigeria, México puede repetir el lugar 15 de 2015 o tocar el fondo, por primera vez en la historia. En caso de tener continuidad, Raya tendrá que revertir el mal momento, cuando trabaje en la otra modalidad de FIFA, el fútbol sala. El próximo año, en fechas por confirmar, se jugará el Campeonato de CONCACAF, eliminatoria para el Mundial. El representativo mexicano intentará calificar, tras fallar, con el mismo técnico, en 2008 y 2012.

Italia, a la espera de lo que hagan Tahití y Uruguay, casi aseguran su pase a la segunda ronda, con Japón o Suiza esperándoles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.