Un gol en el 91′ mete al Liverpool a la Final del Mundial de Clubes. (1-2)

Por Juan Carlos González

En la segunda semifinal del Mundial de Clubes Qatar 2019, el gol en tiempo agregado de Roberto Firmino terminó con las esperanzas de los Rayados del Monterrey de jugar la Final, tras un 1-2 en contra. Teniendo en frente al ganador de la UEFA Champions League, el finalista del Apertura 2019 le hizo una semifinal sobresaliente a los ingleses. Jugando al pressing en cada sector del campo, superaron, por momentos, al talento de una escuadra europea, que presentó bajas en su 11 inicial. Una de ellas, tal vez la más importante, incluyó al nominado al Balón de Oro, Virgil van Dijk, por enfermedad. Sin embargo, las modificaciones y el agotamiento fueron factor de la agónica derrota.

Los primeros 45 minutos comenzaron con un Liverpool vertical, priorizando la posesión de la pelota. Mientras que el Monterrey, entendiendo al rival que tenía enfrente, no dudó en presionar. Cada equipo intentó presentar su juego, pero los ingleses dieron el primer golpe. En el minuto 11, Mohamed Salah se acercó a sus mediocampistas para recibir. Ya con el balón en los pies, le pasa filtrado a Naby Keita, que define al palo de Marcelo Barovero y puso el 0-1. Contrario a lo que se podría pensar, la anotación no hizo, más que motivar a seguir a los regiomontanos a seguir atacando.

2 minutos después, en un balón parado, Jesús Gallardo disparó potente de volea. El arquero Alisson rechazó, pero en ese mismo rebote, Rogelio Funes Mori apareció en una posición favorable, tomó el esférico y empató el partido a 1. Fue a raíz de la igualada, que ningún equipo acabó siendo dominador claro. Funes Mori y Dorlan Pabón intentaron meter en problemas a Alisson, sin mucho éxito. Del otro lado, Keita se apoyó en sus compañeros para generar peligro. Así se fueron al medio tiempo, marcador parejo en Doha.

Ya en la segunda parte, el descanso no afectó a nadie. Rayados y Reds seguían en el mismo plan, con la única diferencia de la carga muscular. Si bien era cierto que Salah no pudo generar peligro por sí mismo, ayudaba a que sus compañeros, como Keita o James Milner, intentaran acercarse al arco. Del bando del Campeón de CONCACAF, Gallardo se sumó a la ofensiva y era una opción adicional, que no paró de meter en problemas a los defensores rojos. Por tanto, el entrenador Jürgen Klopp no tuvo más opción, que introducir elementos habitualmente titulares. Sadio Mané, Trent Alexander-Arnold y Firmino fueron las piezas que buscaron evitar el tiempo extra y un mayor desgaste físico.

De la misma manera, el cansancio afectó a los entrenados por Antonio Mohamed. Los calambres incomodaron a algunos de sus jugadores, obligando a mover el cuadro. Las entradas de Miguel Layún, Maximiliano Meza y Jonathan González, sin duda, influyeron en el desempeño, de cara a los últimos instantes de juego. Cuando el tiempo extra parecía inevitable, el último esfuerzo dio frutos. En el minuto 92, Salah se encontró presionado entre dos defensas rayados. Al apoyarse en Alexander-Arnold, este tiró un centro bajo que Firmino, con la tardía marca de Layún, empujó en el área chica y Barovero no pudo reaccionar. El equipo neoleonés intentó recuperar en los últimos segundos, pero ya el tiempo no les favoreció. El Liverpool jugará la Final contra el Flamengo. El Monterrey buscará el tercer lugar, enfrentándose al Al Hilal.

 

(Hora en Tiempo del Centro de México)

Sábado, 21 de diciembre

Khalifa International Stadium, Doha

 

Partido por el Tercer Lugar

Monterrey – Al Hilal

8:30 horas

 

Final

Liverpool – Flamengo

11:30 horas

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.