Máquina encarrilada CRUZ AZUL 1-0 MONTERREY

CIUDAD DE MÉXICO, México, Feb. 7, 2015.– La Máquina Celeste continúa con paso firme en el Clausura 2015. Hoy hizo valer su condición de local al derrotar a Monterrey por la mínima diferencia. El gol cementero estuvo a cargo de Cristián, el ‘Chaco’ Giménez y así, los azules se adueñan de la cima de la tabla general.

El invicto aún está con Cruz Azul y además, este sábado impuso la marca de juegos sin recibir gol en el inicio de una temporada desde que se instauraron los torneos cortos, sumando 450 minutos. Con esto, superó lo hecho por Toluca en el Apertura 2006. Asimismo, el cuadro de La Noria también igualó una marca personal de cinco juegos sin recibir gol de las temporadas 1975-76, 1983-84 y Clausura 2007.

La afición cementera asistió al Estadio Azul en señal de apoyo y conexión con su equipo, y durante todo el partido de las tribunas emanaron cánticos y porras. Durante los primeros minutos del partido, la oncena regia jugaba en su propia cancha, pues los embates celestes eran frecuentes aunque no concisos.

Los cementeros eran dueños de la media cancha y tejían pases hasta llegar a la última línea, pero el balón no entraba a las redes regias. Las constantes llegadas crearon la oportunidad perfecta y al minuto 22 el ‘Chaco’ Giménez, después de una pared con ‘Alemao’, clavó el esférico en la portería visitante. La tribuna explotó y los cánticos ensordecieron el estadio.

Para el resto de la primera parte, los dirigidos por Luis Fernando Tena no bajaron la intensidad. Mientras tanto, Monterrey seguía sin reaccionar y así terminaron los 45 minutos iniciales.

En la segunda mitad, la historia se tornó repetitiva. Monterrey sólo tuvo dos oportunidades claras de gol y Cruz Azul presionaba más, sin embargo, no crecía el marcador. Joao Rojas tuvo dos ‘mano a mano’ con el portero regio pero el jugador cementero no pudo concretar.

El silbatazo final llegó y con él una victoria más para los pupilos de Luis Fernando Tena. En conferencia de prensa, el técnico de Cruz Azul dijo que tenía un cuadro sólido reflejado en la gran cantidad de minutos sin recibir gol. Además se sintió satisfecho de que la gente se fuera contenta del estadio una vez más.

Deja una respuesta