Le pusieron sabor a la birria y el Clásico se pinta de amarillo. Guadalajara 0-4 América.

El “clásico de clásicos”, acaparador de miradas de los aficionados al futbol,  llegó en la Jornada 13 de Liga MX. El estadio Omnilife recibió a los azulcremas y fue testigo de una edición más entre Guadalajara y  América.  El resultado de la batalla fue en favor de las Águilas 4-0. Luis Gabriel Rey marcó dos tantos, uno Raúl Jiménez y el marcador final lo puso Luis Ángel Mendoza.

Ambos equipos llegaban con el mismo puntaje (17pts),  pero el plantel azulcrema había sido más eficiente al ataque a lo largo del torneo. Esto se comprobó al minuto 9, cuando Luis Gabriel , el “Canguro” Rey rompió las redes rojiblancas ; Rubens Sambueza se hizo dueño de toda la pradera  izquierda y mandó un centro, Carlos Gerardo Rodríguez descuidó la marca y el “Canguro” solo empujó el balón al fondo de la portería de Toño Rodríguez.  La afición rojiblanca enmudeció.

Mientras el Rebaño Sagrado se recuperaba de la primer puñalada azulcrema, los pupilos del “Turco” Mohamed Morales cocinaban el segundo tanto.  Después de una pelota larga al área rojiblanca, Jair Pereira se equivocó y regaló el balón a Rey. El “Canguro” fusiló al portero del Guadalajara con un disparo de zurda. En el primer cuarto del partido, Chivas recibía la segunda puñalada.

El Guadalajara trató de componer el rumbo del clásico y adelantó líneas. Jorge Enríquez equivocó un remate de cabeza, se encontraba solo en el área chica y el balón se escapó por encima del travesaño de la portería azulcrema.  Algunos otros chispazos de las Chivas aparecieron durante la primera mitad pero ninguno se concretó y se fueron al vestidor.

La batalla se reanudó. Chivas tenía la obligación de anotar para acercarse al marcador. Pero no sucedió así, al minuto 11 Raúl Jiménez llegó para clavar el tercer tanto en la portería tapatía. El grito de ¡Goool!  estalló en las tribunas del Omnilife. Con la esperanza muerta, la afición del Guadalajara comenzó a abandonar el estadio.

Pero aún no terminaba la masacre para el Rebaño pues Luis Ángel  “Quick” Mendoza concluiría con un cuarto gol. La equivocación en la salida del portero Toño Rodríguez originó un pase al “Quick” quien no desaprovechó la oportunidad y puso el tanto que mató y humilló a la escuadra rojiblanca. El “Oleee, Oleee” se hicieron presentes también por parte  de la afición tapatía  como síntoma de su inconformidad.

El clásico del futbol mexicano se pintó de amarillo por tercera ocasión consecutiva.  América se llevó 3 puntos, 4 goles,  y el orgullo a la Capital mexicana. Se prepara para recibir a la Máquina Cementera en la Jornada 14. Por su parte, el Rebaño Sagrado se queda con 17 unidades,  la humillación de perder un clásico más y la falta de juego que le aqueja desde hace ya, varios años. Chivas visitará al Pachuca en la siguiente jornada.

Deja una respuesta