La suerte los acompaña

 

Francisco Flores

Sábado de fútbol en Guadalajara y como ya es costumbre los alrededores del estadio Chivas comienzan a pintarse de los colores rojo y blanco, de un lado un equipo que pelea el no descender y del otro un equipo motivado por estar en una final de copa.

El partido arrancó a favor de los visitantes pues en varios intentos puso a temblar el marco de Rodolfo Cota, después con el pasar de los minutos la balanza se equilibró para los locales y en un par de llegadas intentaron hacer daño en la puerta de Campestrini pero también sin marcar una ventaja dentro del marcador, hasta el minuto 25 Federico González marcaría el gol de la ventaja para los de la franja y con esto poner a temblar al segundo lugar de la tabla, en menos de 10 minutos y en un error claro de marca de la defensa, Carlos Orrantia puso un centro que sin ninguna dificultad Edgar Dueñas cabeceó y puso no solo la ventaja si no la tranquilidad al cuadro Poblano para el tema porcentual.

Ya para el segundo tiempo Chivas despertó e incrementó la intensidad para buscar reponer los errores del primer lapso, fue hasta el minuto 55 cuando Alan Pulido entro solo al área rival para de esta manera vencer al arquero rival y recortar la ventaja, a un gol del empate y dos de la victoria la motivación para los pupilos de Matías Almeyda era alta hasta que Juan José Vázquez se equivocó y provocó su expulsión del terreno de juego para darle una doble desventaja a su equipo, aún así el Rebaño siguió intentando y no bajo los brazos tanto la desesperación del Puebla se notó y en una jugada sin sentido Adrian Cortés se gana su segunda amarilla y la expulsión del partido, con esto Chivas avanzó en los últimos metros del campo más confiado y con mucho dinamismo hasta que Carlos Fierro tiro un centro que fue encontrado por una pierna poblana y con esto cayó el empate, el partido casi resuelto y con unos segundos de vida en el marcador Campestrini soltó el balón para despejarlo y poner la pelota en largo pero no contó con Carlos Fierro salió de las espaldas de Campestrini y con esto ganarle el balón y poner el gol de la ventaja.

Termino el partido y con ello comenzó la ovación para el jugador del partido, Carlos Fierro salió aplaudido por los aficionados con esto confirma lo bien que ha echo las cosas los últimos meses, ahora Chivas mantiene su racha positiva y piensa ya en el siguiente duelo ante Tigres este miércoles en el volcán.

Deja una respuesta