Explotó la furia en casa

Por: Francisco Flores

Un sábado más en el estadio Jalisco y la afición rojinegra asiste feliz a la fiesta del futbol, Atlas necesitado de una victoria en casa para reencontrarse con su afición y que de esta manera crezca la ilusión rojinegra en su centenario, del otro lado estaba Veracruz que necesitaba de victorias para no tener problemas porcentuales, buscaban plantear un partido conservador tratando de buscar los 3 puntos.

Dentro de los primeros  45min, Atlas se mostró con pocas llegadas a la portería de Matute y las que tuvo no alcanzaba a concretar en el último pase, Veracruz defendiendo y esperando la oportunidad manifiesta de gol donde tan bien tuvo un par de ocasiones que terminaron por no generar mucho peligro en la portería rojinegra.

En el segundo tiempo Atlas mostró otra cara y tuvo un poco más de llegadas en comparación del primer  tiempo, sólo un error del abanderado dio pie al primer gol y único de la noche, en donde el balón una vez fuera del campo fue regresado por una barrida rojinegra  y la desconcentración del equipo de visitante hizo que el estadio Jalisco explotara de festejos rojinegros a causa de un autogol marcado por Leobardo López.

Atlas se rencuentra con un triunfo en casa y ya suma cinco puntos en la tabla general, cinco  puntos que hacen a su gente soñar por ese campeonato tan anhelado.

 

Deja una respuesta