De la gloria a la carcel

Por: Alejandro Ramos Tello |SOMOS 12

Redacción.  26 de Octubre de 2014.

Un día estás en la gloria, en lo más alto de tu carrera. Tuviste que pasar miles de obstáculos para llegar a la cumbre del deporte que prácticas. Segundos, minutos, horas, días, semanas, meses y años de dedicación y preparación para llegar a la cumbre, para ser reconocido, para ser el ejemplo de millones de personas en todo el planeta tierra.

Todo esto y mas tuvo que pasar el atleta paralímpico más famoso del mundo, Oscar Pistorius. Y menciono la palabra obstáculos porque no es fácil nacer sin perones y recibir una amputación por debajo de ambas rodillas a los 11 meses de nacimiento, no es fácil ver a tus padres separados, no es fácil perder a tu madre a los 15 años de edad. En pocas palabras, no es fácil tener una infancia marcada por estos factores.

El sudafricano se había convertido en los pasados juegos olímpicos de Londres, en el primer atleta con las piernas amputadas en participar en unas olimpiadas. No logró obtener una medalla pero sí pudo competir con atletas no discapacitados y alcanzar las semifinales en la prueba de 400 metros; podemos decir que su medalla más importante fue el poder caminar como cualquier otra persona. Y no todo quedó allí, Oscar fue el abanderado de su país en los juegos paralímpicos de Londres 2012.

Tener que pasar por muchas cosas negativas desde pequeño y después ser considerado un héroe nacional. Ser la imagen de reconocidas fundaciones de discapacidades diferentes alrededor del mundo; pero no podía quedarse de lado el tema económico, Pistorius era aclamado por las mejores marcas de ropa y patrocinadores que puede tener el deporte actual, tan globalizado, tan demandante. Donde el dinero es muy tentativo y cualquiera puede perder el piso (hay casos de ello), donde puedes pisar mal el ladrillo gracias a la fama obtenida. Pero el sudafricano, se mantenía en la línea, con los pies en la tierra, nunca se le subió la fama. Me atrevo a decir que todo esto fue gracias a unas prótesis de carbono que le permitía comportarse como cualquier persona y a la ganas de salir adelante pese a su discapacidad.

Pareciera que nada ni nadie podia arruinar la carrera brillante de Oscar Pistorius, pero lamentablemente todo ciclo tiene su fin, unos terminan de la mejor manera y otros serán recordados como el de Oscar.

Ahora, el sudafricano deberá pasar cinco años en prisión, ya que en San Valentín del año pasado, asesinó a su entonces novia Reeva Steenkamp. Oscar inició un largo proceso legal después de ese terrible y lamentable suceso; hubo muchas dudas, muchas interrogantes sobre la culpabilidad del mejor atleta paralímpico el mundo, se tuvieron que pasar por varios y largos juicios. Nadie podia creer lo que pasaba, nadie podía creer que el ejemplo de muchos niños en el mundo había matado a su novia, nadie podía creer que existía la posibilidad de ver tras las rejas al primer atleta con piernas amputadas en competir en juegos olímpicos. Simple y sencillamente, nadie creía o nadie se imaginaba tal acontecimiento.

Mencionar los detalles de cada juicio puede resultar cansado y/o tedioso, en su momento se abordó todo eso, no se veía la luz al final del túnel. Y Las conclusiones pueden ser muchas, y en su mayoría negativas, pero yo puedo resaltar una, quizás muy fuerte para la ocasión pero: UNO NUNCA VA TERMINAR DE CONOCER A LAS PERSONAS.

Twitter: @aleramostello

Oscar-Pistorius-Athletics-Men-South-Africa-London-2012-Olympics Oscar Pistorius se había convertido en el primer atleta con piernas amputadas en tener participación en unos juegos olímpicos.

pistorius juicio Uno de varios juicios que tuvo que pasar el sudafricano para dictaminar su culpabilidad.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.