“CON LA CARA EN ALTO” MEX 1-2 HOL

Por: Denisse Benitez | Somos12.com

 

Más que un partido, se jugaba un sueño, y México buscaba algo que se veía cada vez más posible. En la cancha, todos luchando, dándolo todo, Héctor Herrera brillando con luz propia, el Maza Rodríguez callando bocas, y en conjunto, dándonos más motivos para ilusionarnos minuto a minuto. Arrancó el segundo tiempo, y en la primera oportunidad y sin pensarlo dos veces, Giovanni Dos Santos le pegó de media distancia, y la metió. Metió el balón y desató tal vez el grito de gol más potente y con más sentimiento en la historia de los mexicanos. Los tulipanes necesitaron cinco minutos para darle la vuelta.

Seguimos luchando hasta el último minuto, porque así somos los aztecas, valientes, pero sobre todo capaces. Hoy, por sexta vez, no se pudo… Y dejemos de lado las buenas o malas decisiones arbitrales, no puedes vivir escudándote con ellas, se hicieron cambios arriesgados, se les dio descanso a los delanteros, tal vez pensando en el quinto partido, pero el pequeño detalle fue que aún no estaba en la bolsa.

Podríamos ver muchas cosas que se dejaron de hacer y nos perjudicaron, pero me parece más valioso recalcar lo que lograron. Es definitivamente para aplaudirse lo que logró hacer Miguel Herrera con este equipo que estaba hecho pedazos, lo levantó incluso más de lo que se esperaba. Hoy más que cuestionar o reclamar, debemos y queremos agradecer, a cada uno porque todos lo dieron todo en cada partido.

Los mexicanos regresan de Brasil con la cara en alto. Estamos orgullosos del esfuerzo, no perdimos humillantemente ante nadie, le hicimos partido a cada rival que se nos puso enfrente, se la complicamos a todos. No hay por qué sentirse mal ni avergonzado, al contrario, tal vez hoy lloramos, pero nos vamos a levantar y lo seguiremos intentando, no nos damos por vencidos nunca. Este equipo sorprendió al mundo, y calló miles de bocas.

Su gente no los abandona, estuvimos en el hexagonal, estuvimos contra Nueva Zelanda, contra Brasil, hoy estamos aquí, inundados en orgullo por ser de estas tierras de guerreros, y así continuaremos en 2018. Aprovechamos para despedirnos de los que será difícil que veamos en cuatro años, Carlos Salcido, tal vez Oribe Peralta, quién sabe Andrés Guardado, pero sobre todo el capitán con más carácter, pantalones, el más valiente, el que nunca dejo de ser un crack, Rafael Márquez.

Gracias por llevar tan alto al país y nunca rendirse. Cuando después de una tristeza tan grande, como lo es quedar eliminado del mundial, haces un balance, y las alegrías que viviste, terminan pesando más, entonces te das cuenta, que todo valió la pena. Tal vez México se queda sin mundial, pero sobre todo, el mundial se queda sin México. Gracias, selección mexicana, por permitirnos soñar.

Deja una respuesta