Chivas logra empatar en su cancha luego de un gol al minuto 1. Guadalajara 1-1 Morelia

El estadio Omnilife fue testigo de la batalla entre Chivas y Monarcas. Un empate que mostró una mejoría en el juego del Rebaño, fue el resultado del encuentro. Al 1’ Jorge Zarate clavó el primer tanto en la portería protegida por el rojiblanco Toño Rodríguez, madrugando al equipo tapatío. Guadalajara logró el empate en el 53’ a manos de Carlos Gerardo Rodríguez.

Arrancó el partido y el grito de  “¡Goooooool!” apareció en el estadio Omnilife y calló los cánticos de la afición rojiblanca. Después de una triangulación y un pase preciso de Hector Mancilla al corazón del área, Jorge Zarate se encargó de anotar el primer tanto a un minuto del comienzo. Los festejos no faltaron en la banca del Morelia,  mientras tanto el Rebaño Sagrado recibió el gol como un balde de agua helada.

Continuaron las llegadas de Monarcas y Chivas no tenía la pelota. Los abucheos para los visitantes no se hicieron esperar. Guadalajara no reaccionaba pero comenzaba a presionar. Por fin, los rojiblancos tomaron la pelota y por la banda derecha  con Carlos Fierro y Omar Esparza llegaron en varias ocasiones pero el gol no caía. Al 18’, Carlos Fierro disparó a la portería visitante y el balón pasó por un lado.

Faltaban cinco minutos para el final del primer tiempo cuando se desató un connato de bronca. Omar Bravo cayó dentro del área chica y reclamó un penal, el árbitro no lo marcó pero Bravo encaró a Carlos Adrián Morales y se hicieron de palabras. Sólo llegó hasta esa instancia. Finalizó la primera mitad con Monarcas arriba en el marcador.

En la segunda mitad del encuentro, Chivas seguía dominando y con la posición del balón. Monarcas dejaba únicamente un jugador en punta. Había llegadas pero no contundencia. El ingreso de Giovanni Hernández al terreno de juego dio frescura al ataque del Rebaño. Al 53’, en un tiro de esquina , Carlos Gerardo Rodríguez  se elevó en el aire y golpeó la pelota mandándola al fondo de la portería michoacana.

Las tribunas rojiblancas celebraron y las porras se escucharon con mayor intensidad. Chivas por fin se conectaba con su afición, prueba de ello son los “oleeee, oleeee” que coreaban continuamente. Con mayor fuerza, el Guadalajara iba al frente pero la falta de contundencia fue el factor principal para que el marcador se mantuviera 1-1 al llegar el silbatazo final.

Chivas llega a 21 unidades y se coloca en zona de clasificación. Para la jornada 16 de la Liga MX, Guadalajara viajará al centro del país para visitar a los Pumas. Mientras Monarcas tiene 18 puntos y recibirá al superlíder, Cruz Azul.

Deja una respuesta