Ben(mal)ditos directivos del fútbol mexicano.

Por Orlando Echeverría.

14 de enero del 2014, Torreón Coahuila.

Que vergüenza y que impotencia como aficionado siento al ver que todos los directivos salen a decir que con la nueva regla de los naturalizados va a mejorar la Liga MX con el simple y sencillo argumento de que ellos como inversionistas en los equipos (que claro que también son una empresa) deben de recuperar lo que con mucho esfuerzo invirtieron.

Pero… ¿que absurdo no? se escudan en lo más fácil que es decir que quieren recuperar su dinero y que también son una empresa que busca el ingreso para solventar todo (trabajadores, instalaciones). De lo que ellos se olvidan es que como toda empresa (hablando de cualquier club y más enfocado en la Liga) lo más importante en ella es el cliente, el aficionado el que compra, respira y adquiere el producto, que es el fútbol, y este producto debe tener calidad para que el aficionado este satisfecho.

Ellos hablan de extranjeros, que va a ayudar a la competitividad, que los jugadores mexicanos van a esforzarse más, y por ende el nivel de la Liga, solo les pregunto ¿con 5 extranjeros no es suficiente? Que podemos esperar de una Liga donde la mayoría de los equipos tienen sus 5 extranjeros y 4 de ellos son unos petardos, que viven de 2 juegos buenos y le quitan un lugar que por merecimiento lo debería de tener un mexicano. Antes de preocuparse por estas medidas, los directivos deberían de preocuparse por poner algunos filtros de calidad para todos los extranjeros y así la gente que llegue a hacer crecer la Liga sean jugadores que vengan a aportar, y no a quitar puestos y lugares que estarían mejor con nacionales que en verdad tienen ganas de fútbol y no de ganar y venir a robar dinero.

Es claro y estamos todos de acuerdo, que nadie esta en contra de los extranjeros, pero es un hecho, que hablando de la mayoría, solo han venido de paseo a cobrar y a estar donde los corresponde.

Es una lastima, y hasta parecen repetitivos los discursos mentirosos con tono político de todos los directivos, de su dinero, de su supuesto crecimiento y de su falta de oportunidad para el mexicano.

Ojala y todos los ben(mal)ditos directivos recuperen su dinero, ojala y Decio de María siga consiguiendo patrocinadores, pero sobre todo, ojala y la Liga crezca, y en caso de que se pueda hacer,  estoy seguro que no será por esta nueva regla, ni por los directivos, si no por los mexicanos, extranjeros y naturalizados que en verdad vengan a aportar y no a robar como muchos lo han hecho.

Como aficionado y consumidor de este gran producto llamado fútbol, exijo mayor y mejor calidad dentro del campo y que crezca la liga en lo deportivo antes que en lo económico, lamentablemente, el fútbol es el reflejo de lo que pasa en nuestro país.

Deja una respuesta