Atlas 0 – 1 Atlante, el descenso al rojo vivo

Por Orlando Echeverría.

Lunes 20 de enero del 2o13, Guadalajara, Jalisco.

  • Los Potros acortaron la ventaja a 5 puntos en la tabla porcentual.
  • Atlas no puede ganar en el torneo.

Un total tanque de oxigeno puro, consiguieron los Potros del Atlante el sábado pasado, al ganar por la mínima diferencia al Atlas, que aún sigue sin ganar en el torneo y que esta tocando al infierno al ponerse solo a 5 puntos de los de Cancún en la tabla porcentual.

El partido obligaba a los locales a aumentar la ventaja y regalarle una gran alegría y tranquilidad a su gente que esperaba una victoria de los comandados por el “Jefe” Boy.

El Atlas se mostraría ansioso por ir al enfrente y tratar de abrir el marcador, pero no tuvieron mucha claridad en el área rival. Mientras tanto los Potros tenían la oportunidad más clara del primer tiempo por medio de Narciso Mina que mandaba el balón a penas por arriba del marco defendido por el argentino Federico Vilar.

Tomando en cuenta la situación de los dos equipos, fue un primer tiempo como se esperaba, sin espectáculo, doloso, sin emociones y con más tensión que emoción.

Para el segundo tiempo llegaría la catástrofe para los Zorros. En la salida de la defensa y un error de Kalú Gastélum, el mediocampista recién ingresado, Carlos Acosta, se quitaría a dos rivales con gran técnica, cedería el pase a Narciso Mina, quien no perdería la oportunidad, y definió ante la inútil salida de Vilar.

Un autentico balde de agua fría. El Estadio Jalisco enmudeció a lo que Tomas Boy mando unos cambios que nunca funcionaron.

Los minutos transcurrían y el Atlante seguía con la victoria, y en los minutos finales los Rojinegros tendrían una jugada clara, pero el arquero azulgrana Eder Patiño salvaría valientemente.

Lo poco que quedó se acabó y el Atlante conseguiría sin duda un tanque de oxígeno puro, no solo en puntos, si no en la confianza para todo el torneo. Mientras tanto el Atlas con nuevos dueños no ha podido reencontrar el buen fútbol que tuvo hace 1 año, y parece ser que Tomas Boy no encuentra la manera de que sus jugadores puedan realizar un mejor fútbol.

Deja un comentario