71 años rugiendo en el futbol

León Guanajuato | 20/08/15 | Lupita Ponce

Hoy el Club León está de “manteles largos”, hoy cumple 71 años de vida una de las Instituciones  más importantes del Futbol Mexicano.

20 de agosto de 1944, la fusión entre Unión de Curtidores y la Selección de Guanajuato se llama Unión León y en ese primer equipo figuran nombres como Marcos Aurelio, Alfonso Montemayor, Raúl Varela, Ángel Fernández, entre otros.

Se dice que el equipo León no tuvo infancia, nació grande. Y no sólo por decir sino que sólo pasaron un par de años para que este equipo se convirtiera en campeón; bajo la dirección de José María Casullo conseguirían el título en la temporada 47′-48′ y posteriormente la 48′-49′ obteniendo así el primer bicampeonato del Fútbol Mexicano.

Su tercer “estrella” la obtuvieron en el 51′- 52′ pero ahora al mando de Antonio López Herranz, a este cuadro se le agregaban figuras como la “Tota” Carbajal y Antonio Battaglia. El cuarto campeonato llegaría en el 55′-56′ que seguía con Herranz como D.T. Estos primeros cuatro títulos fueron uno tras otro, sin esperar tanto tiempo.

Para el quinto campeonato tuvieron que pasar muchos años, incluyendo un descenso y un ascenso que se obtuvo en 1991, pero la Fiera con inercia de triunfo campeona en el 91′-92 con Vucetich como timonel y jugadores como Milton Queiroz “Tita”, Turrubiates, Ferreira, Lupillo Castañeda, Martín Peña, entre otros.

Después de ese quinto campeonato, los verdes nuevamente pasaron por un trago amargo… la liga de ascenso. En el 2001 vuelven a ese “infierno” para durar 10 años con un desfile de directivas, grupos, entrenadores, futbolistas; 10 años en los que el “Vamos a volver” (a primera división) se convirtió en el himno de una afición fiel, fiel pero desesperada por ver a su equipo en el máximo circuito. 10 años con falsas ilusiones, con el “ya merito” y varias veces con quedarse en la orilla, a un paso de lograr el objetivo.

Fue hasta que llegó el grupo Pachuca, con Jesús Martínez Murguía como presidente del club León y un DT llamado Gustavo Matosas, futbolistas de esos que necesitaba la afición, futbolistas hombres no de renombre. Y finalmente en el 2012, el 12 de mayo 2012 la decena de la liga de ascenso se consuma, la fiera vuelve al máximo circuito con jugadores ya convertidos en ídolos: Édgar Melitón, Ignacio González, Carlos Peña, Luis Montes, José Juan Vázquez, Luis Nieves, Eder Pacheco, Darío Burbano, Eisner Loboa, entre otros.

Con este equipo en rachado se consigue llegar a la semifinal en el primer torneo jugado en primera después de diez años. Un año más tarde se consigue el sexto campeonato, Matosas seguía como domador y a sus filas se agregaba el nombre de Rafael Márquez Álvarez para coronarse como campeón del futbol mexicano el 15 de diciembre de 2013 frente a un estadio azteca repleto y a un equipo América fuerte que buscaba ser bicampeón.

Para el séptimo título solo pasaron poco menos de 6 meses, el 18 de mayo de 2014 los verdes consiguen su segundo bicampeonato en su historia, esta vez frente a Pachuca en el estadio Hidalgo.

Las tristezas acontecidas en esos diez años de liga de ascenso se compensaban con estas alegrías para la afición verdiblanca que siempre estuvo ahí, al pie del cañón apoyando a su amado equipo, al equipo que no tuvo infancia pues nació grande.

Deja una respuesta