LOS PUMAS Y SU AFICIÓN DEJARON EL ALMA POR EL PASE A SEMIFINALES

Cuando alguien trate de definir la “garra puma” y el “orgullo azul y oro”, debe tomar como referencia el partido de hoy en Ciudad Universitaria, en el que los Pumas de la UNAM llegaron con el marcador global en contra (1-2), se fueron al descanso 0-0 y terminaron goleando 3-1 a Tigres, uno de los equipo más poderosos de la Liga MX, para conseguir su pase a la semifinal del Apertura 2018.

La afición universitaria le cumplió a su equipo haciendo una buena entrada, apoyando antes, durante y después del encuentro, siempre orgullosos de sus colores y con la fe de que su escuadra se llevaría la victoria. Ese espíritu fue la bandera de los Pumas, se envolvieron en ella y lograron imponerse en el campo, a pesar de haber fallado un mano a mano claro de Malcorra contra Guzmán y salvarse de un gol cantado del chileno Edu Vargas.

La primera parte terminó sin anotaciones, la ventaja en el global seguía en favor de los de San Nicolás y la tensión aumentaba para la segunda mitad. No se sabe a ciencia cierta que fue lo que hizo que Pumas explotara para el complemento, quizás el apoyo incondicional de su gente o tal vez la voz de sus líderes en el vestidor, pero algo es seguro, los auriazules salieron con otra cara para los segundos 45 minutos, estaban decididos a quedarse con el boleto.

El primer gol para los dirigidos por David Patiño fue obra de Carlos González al 52′, quién remato una jugada a balón parado luego de un servicio medido de Malcorra a segundo poste, en ese momento el Olímpico Universitario explotó. Todavía seguían los festejos y apenas dos minutos después,  los Tigres de Ferreti respondieron con un bombazo de Carioca para empatar el marcador y tomar, nuevamente, la ventaja en el global.

El partido vivía sus mejores momentos, ambos equipos estaban dando un verdadero juego de Liguilla, de ida y vuelta, buscando perforar las redes y fue gracias a esa lucha que los locales encontrarían su recompensa. No habían pasado ni 10 minutos del primer gol de los capitalinos cuando Felipe Mora apareció solo en el área para liquidar con un cabezazo potente al “Patón” Guzmán luego de otro servicio de Malcorra.

Se vivían los últimos minutos de un encuentro explosivo, digno de las instancias finales del campeonato mexicano. El pase a la siguiente ronda era cuestión de tiempo para Pumas y cosa de un gol para lo visitantes, la moneda seguía en el aire y la gente lo sabía, la hinchada local jugaba su partido y nunca dejo de impulsar a los suyos. La comunión entre equipo y afición era total, no iban a dejar ir el pase tan fácilmente, iban a defender esa ventaja con todo lo que tuvieran.

Ferretti movió sus piezas, mandó a tres de sus bombarderos al frente en busca del gol que les diera el pase: Damm, Valencia y Sosa se sumaron a Gignac y Aquino para mostrar todas las armas del visitante y pelear hasta el final por el pase, y a pesar de la insistencia, no hubo puntería, el campeón de goleo no apareció y Saldívar respondió cuando fue exigido bajando la cortina de su marco.

El tiro de gracias llegó al 91′ de tiempo corrido, los de azul y oro aprovecharon que Tigres estaba volcado al frente, filtraron una bola perfecta para Carlos González, el uruguayo sacó a pasear a Nahuel, se lo quitó y le mandó un bombón al recién ingresado Alustiza, quién recibió solo frente al arco y sin dudar la mandó al fondo de las redes, era el 3-1, era la goleada, era el boleto dorado a las semifinales.

Ciudad de México, 2 de diciembre de 2018. , durante el partido de vuelta de los Cuartos de Final torneo Apertura 2018 de la Liga Bancomer MX, entre los Pumas de la UNAM y los Tigres de la UANL, celebrado en el estadio Olímpico Universitario, Foto: Imago7/Alejandra Suárez

Los Pumas se acordaron de esa garra y espíritu de lucha que los caracteriza, la fiel afición recibió su recompensa, habían derrotado con categoría a un fuerte rival que se les había complicado en fechas recientes. El Olímpico Universitario era una fiesta total, los Pumas y su afición dejaron el alma por el pase a semifinales y lo consiguieron, pero no van a parar y su grito de guerra es claro, ellos van por algo más grande, van por La Liga, van “Juntos Por la Octava”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.