¡FIESTA DE DESPEDIDA!

¡FIESTA DE DESPEDIDA!

abril 22, 2018 0 Por Kikee Barrón

LOBOS BUAP PUDO EMPATAR EL DUELO PERO FALLÓ UN PENAL

Por: Mauricio Calvillo, Guadalupe, Nuevo León.-

Rayados y Lobos BUAP se vieron las caras en el Estadio BBVA Bancomer correspondiente a la jornada 16 del Clausura 2018 de la Liga Bancomer MX. Ante un estadio que registró una entrada de 44,817 asistentes, todo parecía que sería un excelente partido y con muchos goles.

El equipo poblano venía urgido de sumar puntos puesto que de no sumar su descenso sería consumado. El partido comenzó algo duro, con un equipo de Lobos que buscó hacer daño presionando la media cancha y en base a su goleador Quiñones ponerse al frente, pero sin mucho éxito.

Lo más peligroso del primer tiempo hasta el minuto 30, habían sido varios errores del guardameta rayado que pusieron a temblar a más de uno en el “Gigante de Acero”. Sin embargo, Rayados tuvo la mejor puntería y fue en un cobro de falta por medio de Alfonso Gonzalez que encontraron la llave del gol. El mexicano centró, hay un desvió de un jugador albiazul y Celso Ortiz ponía el 1-0 con un grandioso gol de volea al minuto 31. El primer tiempo continuó con pocas acciones, pero un poco más de control de partido por parte de los Rayados, y así se fueron al medio tiempo.

Para la segunda parte, ambos equipos saltaron a la cancha de la misma forma que iniciaron el partido. Fue hasta el minuto 66 que hubo peligro en las áreas, y es que Rayados se perdió una jugada de gol clarísima entre todos sus delanteros y con el marco abierto. Un par de minutos después, como autentica película de suspenso, Hugo Gonzalez salvó el marco rayado luego de un mano a mano, pero segundos después, José María Basanta cometió una mano dentro del área, bastante clara y con esto los de Puebla tenían un poco de esperanza en los pies de Quiñones, pero el destino tenía una cita con la gloria para Hugo Gonzalez quien atajó el penal y prácticamente sentenció a Lobos al descenso.

Después de la falla, el equipo de Lobos BUAP se vino abajo y Rayados los terminó por liquidar con su poder ofensivo. Bien dicen que “gol fallado, gol en contra” y dos minutos después de la falla del penal, Rayados se encontró con un autogol de Francisco Rodríguez. Minutos después todo terminaría con un penal a favor de Rayados que Dorlan Pabón anotaría al minuto 75 para poner el 3-0 definitivo y que parecía sería lo último, pero ya con un equipo poblano desmoronado, Lucas Albertengo pondría el último clavo al ataúd para Lobos y marcar de cabeza el 4-0.

Con esto Rayados llega a 28 puntos y asegura su boleto a la Liguilla del futbol mexicano, por su parte Lobos BUAP se despide de la primera división, un año después de haber ascendido.