Notas

Published on Mayo 31st, 2017 | by Clau Oceguera

0

El regreso de un grande

Por: Francisco Flores

Después del partido jugado en Monterrey y a pesar del empate Chivas demostró que no estaba tan lejos del nivel futbolístico del conjunto regiomontano, Tigres sufrió en propia cancha pues Matías Almeyda le había plateado un juego casi perfecto.

El domingo había llegado y la hora de la verdad arrancó con los protocolos habituales de una final de LIGAMX, los tapatíos sin abandonar su filosofía de juego comenzaron apretando la salida de los pupilos de Ricardo Ferretti, los regios intentaron sorprender a los tapatíos pues los desbordes por la banda de Jurgen Damm eran cada vez más peligrosos, hasta qué Orbelin Pineda con un trazo largo hacia él área rival dejo a Alan Pulido en buena posición, este respondió con un tiro de primera intención que Nahuel no pudo atajar y con esto poner la ventaja para la localía, los felinos intentaron dañar pero el Guadalajara con orden y serenidad supieron controlar el ritmo de nueva cuenta para irse al descanso con la ventaja parcial.

Ya para la parte complementaria Tigres inició con agresividad en búsqueda del empate pues el bicampeonato se les estaba escapando pero de nueva cuenta Chivas comenzó a tomar el ritmo del partido, la desesperación del visitante comenzó a brotó y los pupilos de Almeyda la aprovecharon para irlos manejando, hasta que llegó una de las contracciones del rebaño con un disparo potente fuera del área puso la ventaja a pocos minutos del término del juego, lo regios no tan fácil bajarían los brazos y a falta de 5 minutos Ismael Sosa perforaría el arco de Rodolfo Cota, el nerviosismo en la banca de los locales era notorio pues Tigres estaba apunto de sacar el partido de la misma manera que lo hizo en el primer partido, en una pelota filtrada Sosa fue derribado por Pereira dentro del área pero se quedarían con las ganas de que marcará penal y también con las ganas del
Bicampeonato, Santander sonó el silbato y lo que parecía un sueño para ciudad llego después de casi 11 años.

Las dos caras de la moda se hicieron presentes de un lado estaba la alegría y nostalgia, del otro lado la decepción y la frustración, al final Matías Almeyda culpe un objetivo más y Carlos Salcido el sueño que se le negó en el 2004 ser campeón con el equipo de sus amores.

Tags: , , ,


About the Author



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to Top ↑